La ludopatía. Casinos, Salas de Juego, Ruletas, slots y apuestas deportivas baten récords y destrozan a miles de jóvenes

La ludopatía. Casinos, Salas de Juego, Ruletas, slots y apuestas deportivas baten récords y destrozan a miles de jóvenes

La ludopatía está definida como la adicción patológica a los juegos electrónicos o de azar, según en diccionario de la Real Academia Española. Los afectados sienten un deseo incontrolable por jugar y apostar, tan fuerte como otras adicciones, que incluso se convierte en su primera necesidad. Aunque se desconocen las causas concretas, existen varios factores que pueden influir, por ejemplo:

El entorno familiar y social: crecer en un ambiente donde no se promueve el juego responsable y con límites.

Problemas de inestabilidad psicológica: el juego puede ayudar a aliviar problemas personales, pero termina por convertirse en un hábito patológico.

La publicidad de apuestas que normaliza el juego, y que cuenta con personas de gran influencia en los anuncios. 

La genética: los hijos de padres aficionados al juego tienen una mayor probabilidad de convertirse en ludópatas.  

Los casinos, las salas de juego, ruletas, slots, apuestas deportivas, juegos de rol, máquinas tragaperras, juegos de azar, etc., tienen su propia configuración y componente adictivo. Lo importante, en cualquier caso, es identificar los síntomas y frenarlos. La ludopatía se exterioriza de diferentes formas: la persona afectada manifiesta descuido personal, social y/o laboral, grandes dificultades económicas, cambios en la personalidad debido a la ansiedad que le produce el juego, depresión provocada por el aumento de problemas y conflictos con familiares, amigos, entidades bancarias, entre otros.

En los últimos años el perfil del jugador ha cambiado, desde personas entre 35 y 50 años a 25 y 35 años. Además, el 36% de los adictos empezaron en el juego siendo menores de edad, según el estudio de los factores de riesgo del trastorno de juego realizado por la Dirección General de la Ordenación del Juego en 2017. Lo peor del caso es que existen salas de apuestas donde el acceso de menores no es restringido. Los jóvenes ven en el juego una posibilidad de ganar dinero, y rara vez son informados de los efectos o consecuencias que esto podría ocasionar en sus vidas. Por lo tanto, consideramos necesario un compromiso social por parte de las empresas de juegos y apuestas, tomando en cuenta el gran aumento de jóvenes y adolescentes en este tipo de actividades.  

Por otra parte, resulta fundamental contar con ayuda profesional especializado en el tratamiento de adicciones, así podrás asegurarte de recibir el tratamiento adecuado según las circunstancias y características personales. La clave está en identificar el problema y solucionarlo.

Author: Centro de Adicción Sevilla

955 937 391